Antítodo (con tres poemas)

Mi destino se ha vertido sobre hombres que no son
sobre perros, bicicletas y tarados
que nada tienen que ver conmigo,
de manera que quienquiera puede hacer
lo que yo haría a las siete de la tarde
o morirse de repente si es que me correspondiera, y yo
me siento un fulano sin rostro
desangelado feliz
absolutamente.

Imagen de Bean the Coconut

















Luego este intento de juntar planes felices
como granos amarillos en un plato
en la tarde cómica que otros
de no ser yo
recordarían:
lástima de mí,
vivo como quien sabe
que no morirá mañana.

Imagen de Bean the Coconut
















Qué hombre no puede llenarse de viento,
cargar saliva como quien espera
tomar la ciudad este invierno y regresar
en el proceso alquímico de la bestia,
de lo puro y del amén
con el cadáver de un poeta sobre el hombro,
y liberarse y liberar
también al resto de los hombres
que se hincharon neciamente el corazón.
Otra fuckin' imagen de Bean the Coconut

No hay comentarios:

Publicar un comentario