Poema del destinatario

Fotografía cedida por Elena Cabello Yeves

A quien se sienta capaz de la lluvia del miércoles
A quien de vena y de moscas se vuelva amarillo,
    y se pinte de rock
    y regrese con frío al caligrama del amor y la epidemia
A quien compuso su muñeco averiado rendido al también de la carne y su palabra
A quien tenga qué bramar con la roca garganta de un hombre que vive
    a pesar de la izquierda y de su poesía
A quien vestida de niña recoja su pluma
    y dé de volar a los locos,
    el amor o la muerte al suicida
Al que sepa callar a los mármoles
Al quién guardavela del otro
Al que escriba caballos de plata en la parte trasera de un cine vacío
A quien sea mujer y no más aquel verbo rajado
A quien conozca el contagio y acaso lo urgente de ser una abeja
A quien recuerde haber visto morir
    al monstruo / al hermano que le acompañaba.

No hay comentarios:

Publicar un comentario